Descubre el condado de Mayo

Hola compañer@, te invito a que te prepares un té calentito para meterte en la atmósfera irlandesa y prestes atención los siguientes minutos porque realmente en este condado de la Provincia de Connacht sucedieron historias que merecen la pena ser conocidas.

 

¡Hagamos un juego!

 

Imagína que estás en una antigua casa irlandesa. La chimenea encendida. Fuera hace frío, mucho frío. Tú estás sentad@ sobre la alfombra en un amplio salón. El lugar parece un pequeño castillo. Puedes oír los sonidos de los cuervos que vienen de fuera y de una vieja televisión que manteniendo un volumen bajo está transmitiendo una tras otra, las películas clásicas más famosas de toda la historia. Aunque son las seis de la tarde,está oscuro. Es invierno. Y en invierno apenas hay unas horas de luz al día.

Una Señora Irlandesa,que podría ser tu abuela, te extiende amablemente un Hot Whiskey, se sienta en uno de sus sillones carísimos. Aún así, crees que no debe recibir muchas visitas, porque cuando se sienta, te percatas de que al posar su trasero en el sofá, una pequeña nube de polvo se levanta. Eso te hace pensar que el salón lleva deshabitado una larga temporada. La señora, con emoción pero con misterio en su mirada  empieza a relatar una historia tras otra..Y…

 

¿Qué mejor que un poco de serpientes, piratas y estrellas de Hollywood?

 

Señora irlandesa misteriosa: – Querid@, toma este hot whiskey.

¿Has visto que hace mucho calor ahí fuera, verdad? (acercando al viajer@ el hot whiskey, mientras se ríe, saca de su bolsillo una pequeña botella de Jameson añadiendo descaradamente  un buen chorro a su copa medio llena)

Bien por dónde empezar…¿ Tú sabes que en irlanda no hay serpientes?

Viajer@, que podría llevar tu nombre: No, no tenía idea. ¿ Por qué?

Señora: Hace muchos años atrás, en el  441 d.C. el patrón de Irlanda, St Patrick, escaló la montaña de Croagh Patrick donde se cuenta que pasó cuarenta días atrayendo a todas las serpientes y a todos los seres venenosos de Irlanda, expulsandolos de la isla y enviandolos al mar.

Viajer@: ¡Oh! creo que había oído algo de que la gente escalaba una montaña, ¿es así?

Señora: Si, así es. La montaña se convirtió en una montaña de peregrinaje, y todos los años el último domingo de Julio, miles de peregrinos escalan la montaña durante dos horas, algunos de ellos animandose a ir descalzos

Viajer@: ¿Descalzos? ¿Que tortura, no?

Señora: Querid@, antes era mucho peor.  ¡Subían la montaña a gatas!

Viajer@: ¿A gatas?

Señora: Sí, a gatas

Viajer@: ¡Dios mío! Te iba a decir que quería ir, pero ahora ya no lo sé…

Señora: haha, de todas formas no es buena temporada para ir.

Viajer@: ¿Por qué no?

Señora: Porque un día pasó una desgracia… En 1113 hubo una tormenta terrible y un gran número de peregrinos murieron. Por ello, ahora el peregrinaje se hace en los meses de verano.

Viajer@: ¡Oh de acuerdo, entonces esperaré algunos meses…

Señora: Sí, querid@, es la mejor idea.. ¿Quieres más whisky?

Viajer@: ¿Por qué no?

(La señora vuelve a sacar su pequeña botella. Esta vez, primero sirve el alcohol en la copa del Viajero@ y después se echa un poco más en su propia copa. En la televisión empieza otra película: La ventana indiscreta)

Señora: (subiendo ligeramente el volumen) ¿Querid@, conoces esa película?

Viajer@: Si, me encanta Grace Kelly

Señora: ¡Estupendo! El abuelo de Grace Kelly nació en Irlanda ¿Lo sabías?

Viajer@¡No, no tenía ni idea!, ¿Dónde?

Señora:  En un pequeño pueblo llamado Newport, en la Isla de Clare. Era un hombre pobre que emigró a América en 1870.

En 1961 Grace Kelly visitó la cabaña con su marido El príncipe Raniero. Juntos, tomaron un té con el propietario de la cabaña.  Ella volvió en 1973 y compró la tierra por 7.800£. Ella visitó la casa varias veces, incluso estaba pensando en convertirla en su casa de verano…

Viajer@: Sí, pero perdió la vida en un accidente de coche en 1982 con 53 años.

Señora: Exacto, y fue un duro golpe para la gente del pueblo. La tenían mucho aprecio.

Viajer@: Y, ¿Qué pasó  con la casa?

Señora: Pues su hijo Albert la heredó y se pasó una vez por allí en 1987… pero fue la última vez que la casa fue visitada por alguien de la familia. La casa ahora está en ruinas.

Viajer@: ¡Oh, me encantaría ir a verla!

Señora: Pues cuando llegues al pueblo, en la isla, solo tienes que cruzar el pequeño lago llamado Leg O’Mutton y allí lo encontrarás.

Viajer@: ¡Genial!

Señora: Y si ya vas a ir por esos lugares, te contaré otra historia (esta vez saca su pequeña botella y bebe directamente un buen lingotazo de la botella)
Una vez, hace mucho, mucho tiempo, una mujer, nació en una familia de navegantes en 1530. Ella, realmente quería ir con su padre de aventuras, pero su padre le decía  (poniendo voz de hombre) , “El mar no es un lugar para una mujer”

Viajer@: ¡Maldito machista!

Señora: Lo sé, pero ella no se rindió tan fácilmente, se cortó el pelo y se vistió de hombre para que él la permitiera ir con él.

Viajer@: ¿ Y lo consiguió?

Señora: Así es.

Viajer@: ¿ Y qué pasó?

Señora: Bueno, ella se caso con un tal Donal y le dió tres hijos. A Donal le prohibieron la entrada en Galway por su mal comportamiento y ella aprovecho y navegó hasta la bahía de Clew. Desde allí interceptaba los barcos de mercancía. Incluso los asaltaba o negociaba con ellos un paso seguro hacia el puerto.

Viajer@: ¿Eso no lo hacen los piratas?

Señora:  Exacto, ella era toda una pirata. Controlaba la parte oeste de la costa irlandesa. Se volvió extremadamente rica.

Viajer@: ¡Wow!

Señora: Es más, se decía que enganchados a  las patas de su propia cama, ella tenía todos sus barcos atados con un amarre que pasaba a través de un agujero que había en uno de sus castillos.

Viajer@: ¿Eso era cierto?

Señora: (Mientras se ríe se levanta hasta una estantería donde tiene otra de las botellas de Jameson que usa para rellenar su pequeña botellita. Empieza a beber directamente de la pequeña botella dejando su copa a un lado y olvidándose por completo de rellenar la copa del viajer@)

Se volvió a casar y con su segundo marido hizo un acuerdo que decía que después de un año ambos podrían acabar con el matrimonio. Así que al año ella le hizo empacar sus cosas y le echó del castillo quedándoselo para su único disfrute.

Viajer@: ¡Menuda mujer!

Señora: Así es, consiguió muchos castillos como el The Cock’s Castle en Lough Corrib y Rockfleet Castle entre otros. Pero, un día en 1584 Sir Richard Bringham, el gobernador de Connacht le confiscó todas sus tierras.

Viajer@: ¿En Serio?

Señora: Sí, pero ella no se dió por vencida… La Reina Elizabeth I, la hizo llamar a la Corte. Era la primera vez que una mujer pisaba la Corte, y la Reina le ofreció devolverle sus tierras si luchaba en su nombre.
Ahora ella está enterrada en la isla de Clare bajo la inscripción “ Invencible tanto en tierra como en mar”

Viajer@: ¡Wow menuda historia! ¿Y cómo se llamaba ella?

Señora: Grace O’Malley

Viajer@: ¿O’Malley?¿ Ese no es tu apellido?

Señora: Así es, ella era mi trastatarabuela.

¿Que os parecio esta historia?

Si quiereis recibir mas cuentos que hagan viajar tu imaginación suscríbete grátis:

Quiero Suscribirme

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *